Las colosales construcciones no son cosas de la época moderna, hace cientos de años ya poblaban nuestro planeta, aquí os presentamos tres de ellas, de las que aún a día de hoy, quedan desperdigadas por la Tierra.

Base naval griega :

En la antigua Grecia, civilización recordada por estar en continuas guerras, se decidió otra forma de conquista usando el poder naval. Se construyeron los astilleros más grandes de su época, para fabricar miles de triremes (barcos de remos) con los que empezar la guerra contra Persia. Debido al tamaño de éstos navíos la construcción tenía un tamaño que la convierte en megaestructura.

Old Sarum :

Es un lugar histórico que se encuentra sobre las ruinas de una ciudad medieval, en Inglaterra. Contenía una catedral y un castillo, fue destruida 300 años después de sus construcción.

Es un lugar protegido por la legislación sobre conservacionismo de aquel País, por tanto las excavaciones no están permitidas.

Empleando alta tecnología, los investigadores han encontrado restos de construcciones defensivas formando una pared exterior.

Templo de Pan :

La antigua ciudad de Hippos, en el norte de Israel, fue el lugar de descubrimiento de una enorme entrada a un gran edificio de piedra, que se cree pueden ser los restos de un templo dedicado a Pan.

El complejo data de entre el 117 y el 138 después de Cristo y se encuentra fuera de los límites de la ciudad. Este dios mitad hombre, mitad cabra representaba a los pastores. El culto tomaba la forma de rituales de éxtasis incluyendo bailar desnudos y beber grandes cantidades de vino.