En nuestro país solo hay  una: la obra incabada de Antonio Gaudí, la Sagrada Familia de Barcelona. Ninguno de los Nobel de Arquitectura que han recaído en arquitectos españoles está en la lista.

En la abultada lista hay edificios desconocidos por muchos como la Ribbon Chapel, una capilla destinada para bodas diseñada por el arquitecto Hiroshi Nakamura. Su diseño simboliza la unión de los novios ya que permite que cada uno de los contrayentes suba por una espiral diferente para encontrarse finalmente en el extremo superior, donde se celebra la ceremonia. También otro espacio religioso, como la Iglesia Luz de Vida, se cuela en la lista.

La mayoría de edificios son de carácter religioso. A las anteriormente citadas se suman, por ejemplo, la Gran Mezquita Sheikh Zayed Abu Dabi, la más grande de los Emiratos Árabes Unidos. Para su construcción se utilizó mármol, piedras preciosas y oro. También se encuentra la Mezquita Azul de Estambul, en la que destacan los impresionantes mosaicos azules de Iznik.

La lista recoge, además, espacios construidos en barro, como la Gran Mezquita de Djenné (Malí) en que tiene una capacidad de 3.000 personas, o dentro de un enorme agujero en la tierra como la Iglesia de San Jorge en Lalibela, Etiopía.

La arquitectura moderna se cuela en edificios como el Fulton Center en NY,  The Turninn building de Reykjavik o The Trousers de Beijing.También hay edificios mundialmente conocidos por todos como el Palacio Imperial de China, la Ópera de Sidney o el Centro Pompidou de Paris.