Este tipo de arquitectura se orienta hacia una coexistencia de la arquitectura con el medio ambiente.

Este tipo de arquitectura bioclimática busca ser respetuoso con el medio ambiente, pero en realidad también lo que está buscando es aprovechar de la manera más eficiente posible la energía que nos rodea, como por ejemplo el sol o el agua.

Teniendo en cuenta esta premisa todas las construcciones de este tipo buscan aprovechar al máximo la energía, así bien si lo que queremos es optimizar nuestro hogar para sacar el máximo partido a la energía solar es necesario saber el compartimiento que tiene el sol en las diferentes épocas del año y que nos ayudara a diseñar la casa de una manera eficiente.

Arquitectura-Bioclimática

La orientación de la casa también nos ayudará a definir mejor el aprovechamiento de los factores climáticos entre los que podemos englobar la luz natural, el viento, el sol, los ruidos…

Como vemos la integración de la casa con el lugar es un factor clave en este tipo de arquitectura, por lo que otro punto a tener muy en consideración es la geología del terreno, en donde se va a realizar la construcción, ya que un mayor conocimiento del terreno nos evitará cometer errores de cimentación o nos dará la información necesaria para saber donde se localizan los acuíferos de la zona.

Pese a que esta arquitectura sigue patrones muy equilibrados con el medio ambiente, no es algo novedoso ya que en muchas construcciones en épocas anteriores buscaban también esa  relación con el entorno que le pudiese ayudar en su eficiencia energética, un caso ejemplar son las cabañas de los pastores en los montes en las cuales se utilizaba una segunda techumbre con musgo o hierba para que asilara mucho mas del frió y como consecuencia mantendrá  el calor en el interior del hogar.

casa-bioclimatica