Es un movimiento arquitectónico iniciado en 1950 pero que su mayor expresión es durante el 1970 aunque muchas de sus influencias se pueden ver hoy en diferentes estilos artísticos.

Surge como un movimiento de oposición al formalismo de la corriente moderna. Frente a la sobriedad del formalismo, el postmodernismo se vuelca más en los elementos estéticos. Uno de los principales finalidades es buscar otras alternativas al enfoque que tenían los modernistas.

postmodernismo

Otras de las principales bazas que jugaba este tipo de movimiento arquitectónico era la libertad que tenían los arquitectos a la hora de la utilización de diversos elementos decorativos como por ejemplo elementos florares o incluso antropomórficos.

De entre las características principales del postmodernismo podemos rescatar el marcado historicismo, el cual se puede apreciar perfectamente en los edificios con la vuelta al orden clásico de basa, fuste y capitel

Podemos destacar diversos edificios que siguen este tipo de características, como el edificio de  Servicio público de Portland o la Plaza d’Italia en Nueva Orleans

En esta misma línea muy pronto se destacaran nuevos autores que le dan una vuelta de tuerca a postmodernismo  y aún siguiendo su misma línea le dan un  toque mucho mas organicista en el que se busca la metáfora de la arquitectura con la naturaleza como se puede ver en las formas que adquieren los edificios mas orgánicos.

edificio postmodernista

Este movimiento arquitectónico es difícil de separar del movimiento artístico. Ambos están estrechamente unidos y es difícil hablar de uno sin recordar al otro. El arte postmodernista se basas en las mismas ideas que la arquitectura postmodernista, una superación del proyecto moderno y la vuelta al objeto como sustrato, el llamado “arte por el arte” buscando esa superación del obsoleto modernismo.

Estos son solo algunos ejemplos de cómo las corrientes arquitectónicas nos dejan su legado y podemos apreciarlo en diferentes construcciones.