El estudio de arquitectura esloveno OFIS, son los responsables de el diseño y ejecución de un increíble proyecto re refugio de montaña, su mayor peculiaridad, además de su magnífico diseño y localización, su sistema de construcción.

Enclavada en la cima de Monte Kanin en Eslovenia, la compacta cabaña tiene capacidad para alojar hasta nueve alpinistas y les sirve como refugio de las duras y extremas condiciones de viento, nieve y posibles desprendimientos de tierra, mientras sólo deja una pequeña huella en la roca. Su localización fue elegida debido a sus increíbles vistas de 360 grados a Eslovenia e Italia y espectaculares vistas a Triglav, el valle de Soca y el mar Adriático. Un lugar que se convertirá en un destino para los excursionistas, escaladores, espeleólogos y montañeros.

La cabaña de invierno Kanin forma un volumen compacto de madera con tres plataformas descanso, dichas plataformas cuelgan hacia el valle y la instalación de un gran ventanal acristalado ofrece impresionantes vistas. El diseño interior dicta modestia, un diseño minimalista subordinado a la función, proporcionando alojamiento y refugio, un acomodamiento salvavidas.

Las condiciones climáticas y topográficas de su emplazamiento obligaron a su construcción previa y posterior transporte. Fue necesario el uso de un helicóptero para su establecimiento, una tarea extremadamente difícil realizada por tripulación de las fuerzas armadas de Eslovenia.  El mal tiempo y turbulencias inesperadas llevó a que fuese fijada  en el lugar elegido tras tres intentos. Sin embargo, el desafío del proyecto se basa en obtener nuevos conocimientos a través de condiciones climáticas inesperadas.

El proyecto al completo de la Cabaña de Invierno Kanin ha sido llevado a cabo a cabo con donaciones, y muchas, y duras, horas de trabajo de varios voluntarios.