Definición de fachadas ventiladas.

La fachada ventilada es un sistema que, por su elevada calidad, posibilidades estéticas y por sus indiscutibles ventajas de aislamiento térmico y acústico, se ha consolidado dentro del mundo de la construcción y la rehabilitación.

Son varios, los elementos que conforman una fachada ventilada :

El muro soporte, la capa aislante proyectada o anclada sobre dicho muro y una capa de revestimiento anclada al edificio, con estructura de aluminio.

Entre ambas capas aislantes, se activa una eficaz ventilación natural, manteniendo el aislamiento seco y consiguiendo de esta forma un gran ahorro en el consumo energético.

 

Tipos de fachadas ventiladas.

Existen varios tipos, atendiendo a diversos factores, como pueden ser: las diferencias entre el material empleado, por las diversas características de una misma fachada o por los sistemas de anclaje.

Dentro de los materiales a utilizar, hay muchos posibles, pero podríamos destacar, los cerámicos (terracota y gres porcelánico), la piedra (mármol y granito), los metálicos (zinc y aluminio pulido), los polímeros, la madera y/o el cristal.

En los materiales cerámicos también tenemos muchas opciones de personalización, según el edificio donde se vayan a colocar.

Se puede disponer en terminaciones de color natural, esmaltado, por medio de impresión digital e incluso acabados con textura (con relieves).

Los sistemas de fijación de las placas también son variados y van, desde la fijación química, pasando por la mecánica, hasta llegar al anclaje sobre estructuras de aluminio.