Una de las rocas más abundantes en el planeta es, el granito.

Está formado por cuarzo, mica y feldespato. Se produce por un proceso natural de lenta solidificación a altas presiones.

Su característica principal, es su dureza y resistencia a las abrasiones exteriores. Es un material muy llamativo, gracias a sus vetas de diferentes granos y colores.

Su uso está muy extendido y va desde las encimeras en las cocinas hasta las fachadas ventiladas.

Pero también en forma de baldosas para exterior/interior, zonas como aceras, acceso a viviendas, construcción de diques en los puertos, cimentación de estructuras y un largo etcétera.

Una de sus propiedades es su impermeabilidad, lo que la convierte en referencia a la hora de construcciones en contacto con el agua.

También se utiliza en monumentos y en el arte funerario.