¿No puedes más con el desorden?   Te recomendamos echarle un vistazo a estos 9 increíbles trucos para mantener tu casa ordenada. Vas a ver que te serán de gran utilidad y ya no tendrás que esforzarte horas y horas organizando tu hogar sin lograr el resultado que esperas.

No sabemos si también te pasa, pero consideramos que una de las cosas más placenteras que pueden haber, es habitar una casa ordenada y limpia. ¿Verdad que la paz y la calma que se experimenta es única? Aunque claro, también es importante tener presente que tampoco hay que llegar a extremos u obsesiones: debemos mantener el equilibrio, sin tantas preocupaciones.

Solo por poner algunos ejemplos, ¿qué beneficios trae tener nuestra casa ordenada, además de sentir tranquilidad y satisfacción? Veamos:

  1. Los espacios se multiplican, se logra una mejor distribución de los mismos.
  2. Hay menos distracciones.
  3. No hay necesidad de invertir tanto dinero en reparaciones o mantenimientos.

Como puedes ver, vivir en una casa limpia es mucho mejor de lo que pensamos; y bueno, entendemos que lograrlo se puede complicar especialmente si tienes hijos pequeños, mascotas, si recibes demasiadas visitas o si eres una persona demasiado ocupada, pero tranquila: con los trucos que te mostraremos a continuación podrás darle solución con mayor facilidad a esta necesidad cotidiana, y por si fuera poco, vivirás más a gusto en tu hogar. ¡Cuéntanos cuál quisieras poner ahora mismo en práctica!

1. Si cocinas, planea tus comidas

Es importante que tengas este hábito, ¿por qué? Cuando no sabemos qué vamos a cocinar, solemos sacar y sacar alimentos, ollas, y demás cosas que nos convertirán la cocina en un desastre. Si lo tienes claro, recurrirás a lo necesario y no tiene por qué formarse un caos.

2. Saca la basura todos los días

Tomada de https://www.joya.life/

Así ni se presentarán olores desagradables en el ambiente, ni tendrás que ver las eternas bolsas de desechos en un rincón y que irrumpen tanto con el panorama del orden. De hecho es menos tedioso si sacas una bolsa pequeña a diario, que cuando tienes que hacerlo con 4, 5 y hasta más.

3. ¿Quieres comer algo pequeño? ¡Deja todo en su lugar!

Tomada de http://comolopuedohacer.com/

Esto es básico. No necesariamente queremos cenar o almorzar, también existen los snacks o los alimentos entre comidas o un vaso de agua o té. La clave está en no dejarlos ahí en el fregadero: lavemos todo de inmediato y dejemos las cosas en su lugar, para que no se acumule la loza.

4. Infunde el hábito de la limpieza en tu familia

Tomada de http://www.univision.com/

Tú no puedes ser el único ordenado en casa. Como sabes, cuando trabajamos en equipo todo sale mejor. Así que invita a tu familia a que también se responsabilice del orden del hogar para que todo sea más llevadero. Podrían distribuirse las tareas, por ejemplo.

5. Limpia la ducha después de usarla

Tomada de https://www.joya.life/

Es demasiado desagradable entrar a un baño y que esté enlodado o lleno de pelos y demás partículas que forman desorden. Así que lo mejor es que después de cada uso lo dejes aseado. Ya sabes, no dejes acumular.

6. ¡No dejes de hacer la cama!

Tomada de https://www.joya.life/

Dejarla desordenada, no solo hace que la casa luzca más desordenada, sino que también hará que no sientas tantos deseos de dormir en ella como cuando está organizada y fresca. ¡Vamos, tú más que nadie sabes que haciéndola solo tardarás 5 minutos o menos!

7. Reduce el espacio de objetos por almacenar

Tomada de https://crececrecekids.wordpress.com

Mientras más pequeño sea, mejor. ¿Para qué llenarte de mil cosas que no utilizas y que solo estorban e incrementan el desorden? Es más, haz esto cada año: ubica allí todo lo que te genere duda en cuanto a su uso. Si en un plazo de 12 meses sigue allí, bótalo o regálalo, ni te acordarás que hay allí.

8. Limpia los corredores a diario

Tomada de www.todobebe.com

Es decir, saca el menos 15 minutos diarios para ser una pequeña limpieza general, como limpiar el polvo, trapear y barrer. La clave está en no dejar acumular la suciedad, así es menos pesado asear y tu hogar siempre estará reluciente.

9. Guarda todo en cuanto llegues

Tomada de http://img.decoora.com/

Siempre que regreses a casa, guardar en su lugar tus prendas de vestir y tus objetos personales. No dejes las cosas en cualquier lugar, esto no solo multiplica el desorden, sino que te impide encontrar con facilidad lo que nuevamente quieres usar. ¡Ahórrate disgustos!