5 Trucos que facilitarán tu mudanza

¿Estas pensando en mudarte pronto?  Entendemos que esta situación puede generar mucho estrés, pero no te preocupes. A continuación te traemos 5 trucos que te ayudarán en tu mudanza, estamos seguros que harán un poco más fácil esta situación.

Piensa que el mudarte puede convertirse en una oportunidad única de hacer una limpieza y deshacerte de aquellas cosas que ya no usas, o que puedan servirle a alguien más. Debes tener claridad sobre el espacio que tienes y descartar aquellos objetos que sabes que ya no utilizarás.

No es una tarea fácil, debemos empacar, y al final acomodar todo en un nuevo espacio. Esto en ocasiones trae algunos problemas como que los muebles sufran rayones o que cosas frágiles puedan romperse. Pero hay ciertos trucos que te ayudarán a prevenir estas molestias y evitar, en la medida de lo posible, estos inconvenientes.

Tómalo con calma, mudarse a una nueva casa debe llenarte de felicidad y buena energía. Con un poco de organización y planeación, podrás llevar a cabo esta tarea sin contratiempos. De cualquier manera debes contar con tiempo y ayuda, pero lo importante es que todo lo hagas con la mayor anticipación posible.

A continuación te presentamos 5 trucos que facilitarán tu mudanza, sencillos y prácticos. ¡Toma nota y buena suerte!

1. Consigue todo lo necesario para empacar

Cajas de cartón, bolsas de plástico, papel periódico, cinta adhesiva, marcador y etiquetas para marcar las cajas.  No olvides el empaque de burbujas,  es ideal para forrar tus muebles y así evitar  los rayones.

2. Platos Desechables

Son de gran ayuda para proteger tus platos de porcelana, solo usa uno entre cada plato al empacar. Puedes incluir unos adicionales a los lados en las cajas.

3. Usa ropa y toallas para los artículos delicados

Guarda tus objetos frágiles como floreros, portarretratos y otros artículos de decoración entre tu ropa de cama o las toallas para minimizar el riesgo de que se dañen.

4. Deja los cajones como están

No necesariamente debes empacar todo en cajas o maletas. Los cajones que contienen ropa puedes llevarlos como están. Solo envuélvelos en empaque de burbujas y así solo tendrás que volverlos a poner en su lugar.

5. Bolsas para la ropa colgada

Una forma muy práctica de ganar tiempo es que lleves toda la ropa que tienes colgada directamente en bolsas. No quites las perchas, luego solo pondrás todo en el nuevo clóset directamente.